Yo ahora sé quien soy

Hola amigo,

Si has llegado hasta este punto es porque eres mucho más valiente de lo que nunca pensaste y tienes fe en que en esta vida casi todo puede solucionarse si nos damos una oportunidad. Me alegro mucho por ti y te apoyo con toda el alma para que logres darte cuenta de ello.

No te quiero contar cuentos de “Coaches” ni historias “Vende-húmos”, es mi historia y quizás no va a ser lo que quieres oír pero créeme es cuanto necesitas saber para seguir con tu felicidad y tus buenas sensaciones.

Ha pasado ya mucho tiempo que empecé a preocuparme por aquello que un día tomo forma y nombre, seguramente por lecturas de artículos o conversaciones con amigos en las que observé que yo era algo diferente y que sería señalado, sintiéndome así avergonzado y angustiado. -He de decir que yo era niño y que la situación no me permitió disfrutar mucho tiempo de la inocencia en cuanto a la sexualidad ni descubrir de una forma sana y bonita esta maravilla que nos regala la vida.

Siempre tendí a jugar con mis amigos a ver porno y a masturbarnos a ver quien era el que más rápido y más veces eyaculaba; combinación perfecta para la bomba que explotaría más adelante en mi vida sexual. Además, en mi familia no habían conversaciones ni explicaciones referentes al tema, con lo que todo mi conocimiento era adquirido por quienes me rodeaban y por el porno.

Llegó el día en el que pude perder la tan super-extra valorada “virginidad”, la cual suma más nervios, si cabe, a la situación y además no era una situación idónea ya que en mi casa estaba toda mi familia al otro lado de la pared y por no decir que no tenia ni idea de como hablar con la chica sobre como nos sentíamos ni que nos apetecía hacer…solamente hice lo que había visto a los actores porno, follar como si fuera un machote y correrme 4 veces seguidas sin parar si quiera a cambiarme el condón…

Desde ese día siempre hice lo mismo por los próximos años y con las distintas parejas que pasaron por mi vida. Casi de forma sistemática, se repetían una y otra vez las mismas acciones ya que yo podía permitirme el eyacular una y otra vez sin perder la erección, aún sabiendo que no tenía un control sobre mi eyaculación, para mí y mis parejas todo era genial hasta llegado el día que aquello empezaba a no ser tan firme ni asegurado. Ya no me sentía tranquilo ante la sexualidad con otras personas, empecé a evitarlas de hecho.

Seguí sin tener conversaciones bien planteadas ni de valor con mis parejas y me fui encerrando en un bucle que no iba en buen camino.

Fue genial encontrar a Mercedes; que alguien me comenzara a guiar sobre las ideas equivocadas que yo había adquirido durante mi vida, conocer de modo científico las diferentes reacciones del cuerpo, descubrir sensaciones y aumentar mi autoestima fue un mix revitalizante para mi.

Cierto es que no es un milagro ni tampoco existe un botón mágico el cual tras ser pulsado yo haya conseguido ser quien yo creía que debía ser… el milagro está en que yo ahora se quien soy, se lo que me gusta, lo que no, lo que aporto a una relación, sea del tipo que sea; conozco mi cuerpo y mis sensaciones, me permito cambiar y equivocarme, me respeto y soy capaz de respetar a los demás, estoy orgulloso de ser quien soy. Entiendo que un encuentro sexual no es mejor ni peor si la penetración dura 2min y que no solo son esos 2min los que dictan el inicio y el final del encuentro sexual, todo empezó hace ya mucho tiempo (según la situación).

Existen tantas personas como gustos, habrá con quién desees tomar un café y pasar horas hablando sea de la forma que sea y habrá con quien estés soplando al café para que se enfríe y así poder terminarlo cuanto antes e irte y como eso, exponencialmente con todo lo demás.

Tú eres único, con tus valores, tus opiniones, tu cuerpo, tu atención y tu forma de conversar y no solo eres un encuentro en una cama o en cualquier otro lado y por lo que deban juzgarte ( que ya te digo que no lo harán) y que si alguien lo hace, que persona es capaz de dar valor a otra solo y exclusivamente por un detalle así? De verdad esa persona merece un puesto en tu vida?

He extraído después de todo el trabajo que primero tenemos unos derechos y unas obligaciones con nosotros y después con los demás. Hemos de conocernos, entendernos, organizar nuestro pensamiento y dar un valor a nuestras ideas, aprender a escuchar y querer mejorar en los aspectos que nos hayamos propuesto. Solo tenemos una vida para ser quienes queramos ser, quiérete y cuídate primero a ti, que los demás vendrán atraídos por esa energía que reflejarás. No generalices nunca; no porque hoy se te hayan olvidado las llaves en casa va a ser un mal día… ni tampoco por haberte encontrado 60cnts en el suelo van a llover flores del cielo. Todo tiene su momento, y tú siempre intenta mantenerte en el actual, el ahora… Ah! Disfrútalo, porque no habrá otro igual, es único como tú.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close